fbpx

Errores que siempre debes evitar al construir tu marca personal

Ahora que entiendes lo que debes considerar para construir tu marca personal, es momento de que conozcas los errores que siempre debes evitar al construir tu marca personal.

1. Imitar una marca personal famosa o reconocida

Seguramente ya has escuchado muchas veces la frase “nadie es como tú y ese es tu poder”. Por muy cliché que parezca es así. No puedes imitar a otro porque hace algo similar a lo tuyo, luce igual, se peina o se viste parecido, vive en tu mismo vecindario o tiene una profesión igual a la tuya.

Cuando empiezas a imitar la gente lo nota, lo peor es que a veces estamos tan encariñados con la idea de parecernos a esa persona que no nos damos cuenta de que perdemos toda nuestra autenticidad, nos volvemos reiterativos, bloqueamos nuestra creatividad y nos limitamos a seguir los pasos del otro que, en esencia, no sabemos si lo que hace lo hace por convicción, por vocación o porque le toca.

Partamos desde lo siguiente: “no todo lo que brilla es oro”. Vemos en las redes sociales personas exitosas y sonrientes mostrando una vida perfecta y feliz todo el tiempo. Entonces decidimos imitar su forma de hablar, de vestirse, imitamos absolutamente todo.

Indiscutiblemente no estás trabajando tu marca personal, simplemente estás dejando de ser tú para ser otro, otra persona que desconoces, que no sabes cuáles son sus sueños o aspiraciones y que, tal vez, esté odiando o no disfrute para nada hacer lo que tú estás imitando.

Por lo tanto, si de verdad quieres tener éxito, este error debes evitar al construir tu marca personal. Trabaja desde tu interior, aprende a conocerte mejor y asegúrate de hacer las cosas por convicción.

Podemos pensar que tratando de parecernos a otros imitando su forma de actuar o su apariencia puede ser un camino corto hacia el éxito y, ¿si los demás pueden porque tú no?

Todos somos capaces de alcanzar el éxito mientras hagamos las cosas por convicción, según nuestros alcances porque cada uno de nosotros tiene habilidades diferentes y el no ser auténticos tiene graves consecuencias para nuestra marca personal. ¡Es como usar zapatos que no son de nuestra talla, además que se nos ven mal, incomodan, dan inseguridad hasta que nos hacen tropezar!

2. Buscar agradarle a todo el mundo

Todavía no conozco a alguien que le guste todo, que coma de todo, que baile de todo y que haga de todo. 

Parece que hay una pequeña desviación del concepto de marca personal. Últimamente he escuchado a diferentes personas decir que para tener una marca personal primero debes tener una forma de ser que le “guste” a la mayoría, buscar un propósito que impacte a “todos” positivamente y que tu marca personal debe decir que “sí siempre” cuando otros te pidan ayuda. Te voy a explicar por qué esto es un error gravísimo, y si lo has escuchado y lo estás haciendo, debes detenerte a pensar en lo siguiente:

Una marca personal que le guste a todo el mundo es una marca personal que no le gusta a nadie. Básicamente eso es no tener personalidad. Ser auténtico implica darte a conocer por medio de tus gustos y motivaciones. Ese es el primer paso para diferenciarte.

Si tratas de agradar a todos te vas a frustrar, te rodearás de personas que no van con tus valores, terminarás asistiendo a eventos donde no te sentirás cómodo y, además, te convertirás en alguien invisible puesto que no hay nada de especial en ti, haces lo que otros hacen y simplemente estás ahí, no te destacas y si te vas, ¡nadie lo nota porque lo lograste! Ahora eres invisible. 

Aquí hay que tener cuidado, se trata de destacar por lo bueno, lo positivo, esa diferencia que es atrayente e interesante, esa habilidad, esa conversación rica de escuchar. ¡Ojo, no se trata de destacar a la fuerza, los ruidosos y estrepitosos también producen cierto alivio en el ambiente… cuando se van!

3. Decir a todo que sí

Nuestro tiempo es uno de nuestros recursos más valiosos, así que jamás deberás poner delante de ti los intereses de otras personas. ¿Qué hay de tus objetivos si te dedicas a complacer a todos? (tráeme, llévame, hazme, préstame y te devuelvo más tarde que no tengo efectivo), terminarás más cansado y abrumado sin lograr nada de lo que te propones porque tu obligación de “servir” a los demás te está retrasando.

Aquí la solución es simple. ¡Hay que poner límites! Claro, hay que ayudar, hay que preocuparse por los demás, pero siempre y cuando esto no afecte tus metas, tu estabilidad y tu tranquilidad. Una marca personal contundente pone límites a lo que afecta su bienestar.

4. Desviarte del camino

Este es un error muy común que debes evitar al construir tu marca personal. En algún momento escuchaba en un en una transmisión “en vivo” de alguien que hablaba de marca personal y decía… “debes trabajar en tus debilidades, debes esforzarte para aprender lo que no sabes, aprender tanto como puedas, finanzas, marketing, desarrollo personal” y cualquier cantidad de temas.

Realmente esto debemos tocarlo con pinzas, principalmente porque todos somos diferentes, todos tenemos unas fortalezas tremendas para algo, una habilidad que nos convierte en destacables. Pero si en vez de enfocarnos en nuestras fortalezas tratamos de “maquillar nuestras debilidades” lo único que vamos a lograr es hacer nuestro camino más largo.

Esto va sobre todo para los bien llamados “emprendedores”, que para crear su negocio de servicios de consultoría deben pasar semanas enteras construyendo su página web y aquí conectamos con el punto anterior, ¿para qué vas a desperdiciar tu tiempo aprendiendo cosas que no van con tu expertise?

Para esto hay otros profesionales que lo pueden hacer mejor y en menor tiempo facilitando que tú puedas dedicarte a lo que realmente sabes hacer… lo que te apasiona, en lo que eres fuerte, lo que te gusta hacer. Por eso ten presente que una marca personal que sabe de todo, realmente no sabe de nada.

Viviana Morales Villa es consultora y estratega en Marca Personal y Emprendimiento. Cuenta con más de 10 años de trayectoria en reconocidas empresas, se enfoca en brindar herramientas y estrategias para el desarrollo y posicionamiento de marcas personales e ideas de negocio a emprendedores que quieran vivir de su propósito. Fundadora y Directora General de Respira Digital Agencia.

Compartir:

shares
Abrir chat
1
Hola! ¿En qué puedo ayudarte?
Powered by